Sufris de ansiedad?

Ansiedad... un mal moderno.
Aunque se trata de una respuesta natural ante situaciones de estres o amaneza, cuando se instala puede hacer que la vida sea un calvario.

La ansiedad es una condición natural del ser humano para enfrentar situaciones dificiles o que representan un peligro. Es una vivencia positiva que ayuda a realizar las acciones adecuadas para resolver las causas que la genera y resulta un elemento clave para la supervivencia.
En la vida diaria es un factor importante en el éxito o en el fracaso, en la felicidad o en la tristeza de los individuos.
La ansiedad la sufre el joven tímido cuando al fin decide a invitar a salir a una mujer, el profesional que presenta por primera vez una investigación personal en un congreso, el empleado recién contratado que empieza un nuevo trabajo, un actor en el día del debut...es decir, que son reacciones naturales ante circunstancias que en modo lógico justifican su existencia.
Sin embargo, esta característica innata e imprescindible para la adaptacion se puede activar de manera anormal, sin ninguna situación particular que la justifique, y generar así una serie de trastornos (fobias, obsesiones, conductas compulsivas, ataques de pánico. Todos, sin excepción, resultan muy desagradables para quienes los padecen, y alteran su vida diaria.
Por lo tanto la ansiedad puede ser valiosa herramienta que tiene el cerebro humano para poner a salvo en situaciones de riesgo pero también puede transformar en una tormenta si el cerebro la genera sin motivo concierte alguno-

Los síntomas de ansiedad son muy diversos y cambiantes pero los más comunes son: palpitaciones, sudoracion, dificultad para respirar, mareos, irritabilidad, preocupaciones, cansancio, falta de concentración, insomnio, opresión en el pecho, y dolores musculares.

Una característica frecuente en las personas con ansiedad es que no suelen registrarla como tal y suelen confundir sus manifestaciones con el de otra posibles enfermedades, lo cual empeora su estado.
Por esta razón, la persona ansiosa suele terminar convirtiéndose en un hipocondríaco o en alguien inseguro o temeroso.

La causa de la ansiedad anormal (o sus parientes cercanos, el miedo o el pánico) residen qen que ciertas regiones del cerebro no funcionan bien y se activan de manera automaticva e incorrecta. Un de ellas, la principal, es la amígdala, una zona ubicada en la profundidad del cebrero que se activa como si estuviera accionando frente a u peligro verdadero. En este momento la amígdala interpreta los mensajes que provienen de los sentidos corporales como amanezas y eso lo que generan la ansiedad o el miedo.

Las recomendaciones para estos casos.
  • Tratar de dormir bien,ya que si no descansan bien, son mas propensos a los trastornos de ansiedad.
  • No tomar grandes dosis de cafeína ya que es un estimulante cerebral (café, té, refrescos)
  • Realizar ejercicios físicos con regularidad
  • Comer una dieta sana, variada y en horarios normales.
  • Evitar el alcohol y el tabaco, ya que después de un alivio transitorio, la agravan
  • Aprender técnicas de espiración y relajación.
Lo más importante consultar a especialistas.

Fuente. Artículo de la Revista Viva.(Domingo 28 Marzo 2010) Doctor Norberto Abdala.

0 comentarios:

Comparte